TicketBAI y SII: ¿en qué se diferencian? ¿cuál te afecta?

TicketBAI y SII

Si tienes una empresa o eres autónomo en el País Vasco seguro que ya has oído hablar sobre TicketBAI, el nuevo proyecto del Gobierno Vasco que supondrá nuevas obligaciones a la hora de facturar a partir de 2021.

Son muchas las preguntas que han surgido a raíz de la noticia. Si todavía no estás muy al día acerca de TicketBAI, te aconsejamos que primero leas la entrada TicketBAI, ¿qué es y cómo afectará a las PYMES vascas?

En este artículo vamos a centrarnos en responder aquellas preguntas relativas a TicketBAI y SII o Suministro Inmediato de Información del IVA: ¿qué es cada uno? ¿en qué casos es obligatorio cumplir con uno u otro?, si presento el SII, ¿me afecta TicketBAI?

TicketBAI: control a tiempo real de la facturación

TicketBAI supone nuevas obligaciones técnicas en los software de facturación, que deberán enviar a Hacienda los datos relativos a cada factura, además de bloquear la modificación de éstas una vez emitidas. Cada factura tendrá un código único identificativo que se remitirá a Hacienda en un fichero XML. Este código unirá dicha factura a la anterior y evitará posteriores modificaciones. Además, la imagen de la factura incluirá un código QR con el cual los ciudadanos podrán consultar cuál es el estado de dicha factura e informar a Hacienda ante cualquier irregularidad. 

TicketBAI será de obligado cumplimiento para todas las empresas y autónomos del País Vasco, si bien habrá algunas diferencias entre las diputaciones, sobre todo en lo referente a los plazos de envío del fichero XML.

¿Todavía no estás preparado/a para TicketBAI? Descubre Secre, el software de gestión y facturación de las PYMES de Euskadi.

En la práctica TicketBAI supone las siguientes nuevas obligaciones:

  • Facturar con un software adaptado a TicketBAI, desarrollado por una entidad o empresa que figure en el registro habilitado por Hacienda.
  • Instalar un certificado en todos los dispositivos desde los cuales se vayan a emitir facturas, ya que éstas deberán ir firmadas electrónicamente.
  • En algunos casos será necesario tener conexión a Internet para facturar, como es el caso de Gipuzkoa, que ha establecido un plazo de envío del XML inmediato, previo incluso a la generación de la factura.

El SII, reservado para grandes empresas

El SII o Suministro Inmediato de Información del IVA entró en vigor en julio de 2017 y supuso un cambio en el sistema de gestión del IVA, por el cual los Libros Registro del IVA se empezaron a llevar a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. En concreto afecta a los Libros Registro de Facturas Emitidas, de Facturas Recibidas, de Operaciones Intracomunitarias y de Bienes de Inversión.

Establece un plazo de cuatro días para el suministro electrónico de los registros de facturación a la Agencia Tributaria. La información sobre bienes de inversión deberá suministrarse dentro del plazo de presentación del último periodo de liquidación del año.

El objetivo es acortar el plazo entre la operación económica que deriva en una factura y la contabilización de la misma. Se estableció como una herramienta que permita luchar contra el fraude fiscal y asistir a los contribuyentes en sus obligaciones.

El SII es obligatorio solamente en los siguientes casos:

  • Empresas con facturación anual superior a 6.010.121,04€.
  • Empresas inscritas en el REDEME (Registro de Devolución mensual del IVA).
  • Grupos de IVA.

No obstante cualquier empresa puede acogerse voluntariamente.

Supone las siguientes ventajas:

  • Suprime la obligación de presentar los modelos 347, 340 y 390.
  • Disminuye los requerimientos de información por parte de la AEAT.
  • Obtención de datos fiscales desde la sede electrónica.
  • Reducción del plazo de realización de las devoluciones y comprobaciones.
  • Ampliación en diez días del plazo de presentación de las autoliquidaciones periódicas mensuales.

TicketBAI y SII: ¿estoy obligado/a a cumplir con ambos?

De momento, la obligación o no de presentar el SII no exime de la obligación de cumplir con TicketBAI una vez entre en vigor. Aunque presentes la información relativa al IVA mediante el SII deberás adaptarte y facturar conforme a TicketBAI.

Diferencias principales entre TicketBAI y SII

Si bien ambos proyectos persiguen objetivos similares, existen diferencias entre ellos.

  • TicketBAI no hace distinciones: no importa el número de trabajadores, el sector o la facturación. Afectará a todas las empresas y autónomos sin excepción. Sin embargo, como hemos visto el SII solo es obligatorio en ciertos casos y es una medida más orientada al control fiscal de grandes empresas.
  • Para cumplir con TicketBAI será necesario trabajar con un software de facturación adaptado así como con un certificado digital que identifique el dispositivo desde el que se genera la factura. Además, dicho software deberá incluir un código QR en la imagen de la propia factura. El SII, por su lado, no establece requisitos en cuanto al software o sistema desde el que se registren las facturas, aunque sí es necesario contar con un certificado digital de empresa.
  • TicketBAI no exime de presentar o realizar modelos fiscales, mientras que, aquellas empresas que presenten el SII, están exentos de presentar los modelos 347, 340 y 390.
  • TicketBAI solo afecta a las facturas emitidas, mientras que el SII abarca todo tipo de operaciones.
  • El plazo para el envío de la información a Hacienda también varía. El SII establece un plazo de cuatro días. Por su lado, TicketBAI establece distintos plazos para cada Diputación, con la información que hay hasta el momento sabemos que, en el caso de Vizcaya, el plazo de envío será trimestral, mientras que en Gipuzkoa será automático e inmediato a la creación de la factura.

¿Tu empresa está preparada para TicketBAI? ¡Haz el test y descúbrelo!

Ventajas de los sistemas digitales de control fiscal

Si bien es cierto que este tipo de medidas no están exentas de polémica y son vistas como un trabajo e inversión extra por muchos contribuyentes, lo cierto es que entrañan múltiples ventajas que no hay que perder de vista.

Por un lado, la transición hacia la digitalización, que resulta en empresas mucho más competitivas y rentables una vez pasado el esfuerzo inicial de adaptación.

Por otro lado, la relación más estrecha con la Agencia Tributaria, que deriva en la reducción de trámites tributarios y la asistencia a los contribuyentes de manera mucho más efectiva (como, por ejemplo, en la confección de declaraciones).

No debemos perder de vista, además, que el fin último de este tipo de proyectos es la protección del consumidor frente al fraude fiscal y la garantía de una contribución equitativa por parte de todas las empresas.

Comparte:

Deja una respuesta

Cerrar menú
Call Now Button