Cómo incrementar las ventas

Cómo sacar adelante un negocio: 7 consejos

A priori, el objetivo de todo negocio es el crecimiento y, salvo contadas excepciones, este crecimiento siempre pasa por un aumento en las ventas. Probablemente te encuentres constantemente pensando en cómo sacar adelante tu negocio, pero no estés seguro/a de cuál es la mejor estrategia empresarial a seguir.

La evolución y adaptación son clave si quieres seguir teniendo presencia en un panorama empresarial cada vez más competitivo, por lo que, algunos de los consejos que te traemos hoy son esenciales si quieres que tu empresa siga siendo competitiva.

Hoy te traemos 7 ideas que puedes implementar en tu empresa y que, sin duda alguna, te servirán para mejorar la imagen de tu negocio y, de paso, aumentar los ingresos.

Cómo sacar adelante un negocio
La evolución de una empresa pasa por una adaptación a los factores externos.

1. Tienes que estar en Internet

No, no importa si tu negocio es una tienda a la vieja usanza y no operas por Internet, y no, tampoco importa si piensas que tu público objetivo no está en Internet, porque simplemente no es cierto.

Cómo mínimo deberías considerar tener una página web simple, aunque sólo tenga una sola página donde figure una descripción de tu negocio y los productos o servicios que comercializa, información de contacto, opiniones de tus clientes…

¿Por qué? La respuesta es simple: porque si tú no lo haces la competencia lo va a hacer por ti.

¿Ya tienes una página web? Seguro que puedes optimizarla:

  • Añade un mapa e información de contacto para que sea más fácil para tus clientes y potenciales clientes localizarte. Cuantas más opciones de contacto les des, mejor. Pónselo fácil.
  • Consigue que tu página sea “encontrable” mejorando las palabras clave que estás utilizando. Cuando elabores el contenido y texto de tu página web hazlo pensando en cómo te va a buscar tu potencial cliente. Puedes utilizar herramientas como Keywordtool.io, Google Trends o el planificador de palabras clave de Adwords… O simplemente hacer una búsqueda en Google y fijarte en cómo autocompleta tus frases, puesto que lo hace en función de las búsquedas más populares. Ten en cuenta que no siempre tus potenciales clientes te buscan como crees que te buscan.
  • Asegúrate de que la página es responsive. ¿Qué quiere decir esto? Simplemente quiere decir que tu página está optimizada para otros dispositivos más allá de un ordenador, cómo smartphones o tablets. Quizás te sorprenderá saber que, en España, el móvil ya supera al ordenador como dispositivo de acceso a Internet, así que tu página debe de estar preparada para recibir a estos internautas.

2. Saca más rentabilidad de los clientes que ya tienes

Si ya tienes una base de datos de clientes fieles, no descartes la idea de conseguir más rentabilidad de ellos. Puedes hacerlo de varias maneras:

  • Añade servicios a los productos que ya vendes. Piensa en cuál o cuáles son tus mejores productos y si podrías añadirle algún servicio. Por ejemplo, si vendes un producto que es complicado de utilizar o requiere conocer bien su funcionamiento puedes plantearte ofrecer formación como servicio adicional.
  • Añadir productos a servicios que ya ofreces. ¿Existen productos relacionados al servicio que ofreces que podrías comercializar? Plantéate hacerlo. Piensa por ejemplo en las peluquerías donde venden productos para el cabello o masajistas que venden aceites corporales.
  • Vende productos complementarios a los que ya ofreces. Un ejemplo de productos complementarios son los coches y la gasolina: es decir, la demanda de uno implica la demanda del otro. Piensa en tu producto y en qué otros productos están estrechamente relacionados con él. Quizás te puedas plantear agregarlos a tu cartera de productos.

3. Consigue clientes satisfechos que te recomienden

El boca-a-boca puede ser una estrategia muy efectiva a la hora de conseguir nuevos clientes, y es una estrategia bastante sencilla: sólo tienes que pedirlo. No seas insistente, pero si te encuentras con un cliente satisfecho y contento con tu empresa no dudes en pedirle que te recomiende a conocidos.

Eso sí, este consejo sólo va a funcionar si tu negocio y tu forma de trabajar funcionan correctamente. Si tus clientes están descontentos con tu atención y servicio, es mejor que no hablen de ti, porque probablemente lo que tengan que decir no sea bueno.

De todas formas, no dejes que el boca-a-boca sea tu estrategia de marketing principal. Cuando los demás hablan de ti no puedes controlar lo que dicen y  eso te quita cierto control en cuanto a la comunicación de tu negocio.

4. Mejora la experiencia de tus clientes

¿A tus clientes les gusta hacer negocios contigo?¿O están constantemente amenazándote con irse a la competencia?

Plantéatelo seriamente, porque los clientes contentos gastan más dinero y te recomiendan más.

5. Asóciate con otro negocio

Si conoces alguna empresa que no sea de tu competencia pero tenga un público objetivo similar al tuyo puedes plantearte establecer una colaboración mediante la cual ellos te recomienden a ti y tu les recomiendes a ellos. Sería una estrategia similar a la del boca-a-boca entre clientes, pero potencialmente más potente.

6. Considera subir tus precios

La regla dice que, si no has subido tus precios en los últimos tres años, es el momento de hacerlo. La pregunta del millón es: ¿cuánto?

Para decidir la cifra ten en cuenta varias cosas:

  • Si la subida de precio es demasiado pequeña quizás no vale la pena. Para que tengas una referencia, una subida de menos del 10% puede ser contraproducente sólo por el hecho de tener que comunicárselo a tus clientes habituales.
  • Sube tus precios lo suficiente para no tener que volver a subirlos al menos en otros dos años.

Una vez decidas cuánto vas a subir los precios piensa la mejor manera de comunicárselo a tus clientes. Si son clientes con cierta antigüedad es bueno que avises con unos cuantos meses de antelación: lo ideal serían unos tres meses. Para clientes más recientes un mes de antelación puede ser suficiente.

También puedes plantearte mantener los precios para los clientes actuales.

7. Prueba a ofrecer descuentos

Sobre todo a nuevos clientes.

La idea es que les ofrezcas incentivos para que realicen una segunda compra, por ejemplo dándoles un cupón tras su primera compra. Tras esta segunda compra es mucho más probable que tenga lugar una tercera, cuarta, quinta compra…

Haz bien los cálculos para que el incentivo que ofrezcas te deje un margen de beneficios.

Por supuesto, esta estrategia depende del tipo de producto o servicio que ofrezcas y si tienes muchos clientes que sólo realizan una única compra y no vuelven.


Consejo extra: optimiza tu gestión

Una buena gestión de tu negocio mejorará la experiencia de tu cliente al permitirte mayor rapidez en el procesamiento de pedidos y una mejor comunicación.

Si todavía no lo estás haciendo, incorporar un software ERP a la gestión de tu negocio puede ser una buena estrategia para rentabilizar tu tiempo y recursos.

No dudes en contactar con Aplimedia en el 94 453 57 25, te asesoraremos para averiguar si nuestro programa de gestión es la mejor solución para tu negocio.

Programa de gestión Secre

Comparte: