¿Cómo lidiar con la incertidumbre empresarial? Prepara tu negocio ante un futuro incierto

Cómo lidiar con la incertidumbre empresarial

Si algo nos ha enseñado la crisis sanitaria del coronavirus es que no existe tal cosa como el control absoluto. Existen muchos aspectos que escapan a nuestro control y que pueden tener un efecto sin precedentes en nuestras vidas personales y en nuestros negocios.

Esto es algo que no podemos cambiar. La incertidumbre empresarial es una realidad más que evidente y, con el coronavirus, sus consecuencias se han hecho mucho más tangibles.

Lo que sí podemos hacer es estar preparados. Habrá ciertos golpes que no vamos a poder esquivar, pero en nuestra mano está contar con una armadura de calidad que nos permita resistirlos de la mejor forma posible. No podemos ver el futuro, pero sí podemos tomar decisiones inteligentes que nos permitan afrontarlo.

Causas de la incertidumbre en las empresas

A todos nos encantaría tener el control y poder predecir lo que va a suceder, pero tenemos que aceptar que las cosas no siempre suceden tal y como las imaginábamos.

Aunque hay muchos factores que pueden afectar directamente a tu negocio y a muchos otros, podríamos agruparlos en tres categorías principales:

  • Factores económicos. Si algo nos enseñó la crisis hace unos años es que pequeños errores repetidos a lo largo del tiempo y de manera generalizada, pueden tener consecuencias drásticas. Cuando la economía de un país sufre una recesión puede impactar de forma directa a las empresas, y obligarlas a recortar sus recursos y gastos o dejar de lado nuevas contrataciones. Tener un plan de actuación ante este tipo de situaciones es fundamental.
  • Factores de salud. Ya sea una pandemia como el coronavirus, un accidente o condición laboral que afecte a la salud de tus trabajadores, un problema sanitario que afecte a tu sector… Este tipo de factores no son fáciles de predecir pero, como hemos comprobado, pueden tener consecuencias muy serias. Y no siempre tiene que afectarte de forma personal, por ejemplo, si una empresa de alimentación tiene un problema sanitario por una infección presente en sus productos, puede afectar masivamente a todo su sector aún habiendo empresas no involucradas.
  • Cambios en el comportamiento de los consumidores. Es un motivo más común de lo que pueda parecer por el que muchos negocios cierran sus puertas: los consumidores demandan un cambio. Un producto que satisface una necesidad en el presente puede no ser suficiente dentro de seis meses, un año o cinco.

Consejos para prepararte ante la incertidumbre empresarial

Debido a la naturaleza de algunos de estos factores, no podemos prepararnos totalmente para algunos de ellos, pero sí podemos equiparnos con las herramientas necesarias para defendernos ante potenciales amenazas, desarrollando planes de emergencia ante ciertas situaciones.

Hacer frente a la incertidumbre en la empresa
Analizar diferentes escenarios y fortalecer tu empresa es la mejor estrategia ante la incertidumbre empresarial.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a preparar tu empresa ante la incertidumbre:

Presta atención al “ahora”

Una de las mejores formas de prepararse para la incertidumbre económica es estar al día sobre lo que pasa en el mundo y vigilar determinados indicadores económicos.

Estar informado/a acerca del estado general de la economía del país te puede ayudar a prepararte para potenciales amenazas. ¿Qué decisiones están tomando los líderes políticos? ¿qué predicciones están lanzando los economistas?

Estar atento/a a este tipo de información te ayudará a colocarte un paso por delante de tu competencia y a tener más capacidad de reacción en tiempos de riesgo e incertidumbre.

Analiza tu negocio periódicamente

La importancia de analizar los datos es enorme. Una buena manera de asegurarte de que tus productos o servicios siguen siendo competitivos es analizar tu plan de negocio de forma periódica.

Algunas preguntas que puedes hacerte son: ¿mi producto sigue siendo relevante? ¿sigue satisfaciendo las necesidades de mis clientes?

Si tu plan de negocio se basa en satisfacer las necesidades que tenían tus clientes hace unos años, lo más probable es que ya esté desactualizado y se beneficie de una buena revisión.

Este análisis periódico te ayudará a detectar los cambios en la demanda de los clientes antes de que sea demasiado tarde.

Cultiva buenas relaciones profesionales

Si alguna de estas potenciales amenazas llega a materializarse y afecta negativamente a tu negocio… ¿vas a levantarte solo o puedes contar con alguien para que te ayude?

Contar con colegas, socios y amigos dentro del mundo empresarial puede ser de mucha ayuda para superar este tipo de situaciones. Una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu negocio es la inversión en tiempo y recursos necesaria para construir relaciones profesionales sanas.

Lidiar con un futuro incierto en la empresa
Tener buenas relaciones profesionales con clientes, proveedores, socios, empleados… puede ser de mucha ayuda en tiempos de incertidumbre.

¿Cómo hacerlo? Por ejemplo, no retrasándote en el pago a proveedores, agradeciéndoles cuando hacen un buen trabajo…

Si tu negocio se ve afectado por una situación desafortunada e impredecible, contar con una mano amiga que te ayude a levantarte puede ser la diferencia entre salir adelante o no.

Vigila constantemente y responde rápidamente

Una de las mejores maneras de lidiar con la incertidumbre empresarial es estar atento/a a ella.

No hay mejor estrategia que tener cuidado, escuchar y ser capaz de detectar potenciales amenazas antes de que se materialicen.

Pero no solo hay que saber detectarlas, también hay que saber responder ante ellas y actuar con rapidez y eficacia. No subestimes el poder de saber delegar en los empleados y empoderarlos para que tengan la seguridad de actuar en el momento oportuno.

Mantén la calma

Puede parecer contradictorio, porque ya hemos establecido que estar alarma es fundamental para actuar con rapidez ante amenazas impredecibles.

Pero estar atento no es lo mismo que estar ansioso o esperar con nerviosismo a que pase algo. Esa actitud solo empeorará las cosas.

Debes aprender a gestionar cambios y amenazas repentinos con calma.

Trabaja en la reputación de tu empresa

Cuando vienen tiempos difíciles, tener una buena reputación es clave. Si tus proveedores, clientes, socios, empleados… te ven como una empresa de confianza, es mucho más probable que no te dejen solo/a ante la adversidad.

¿Cómo lograr una buena reputación? Tan sencillo como ser una empresa honesta y tratar de hacer lo correcto. Una buena actitud logrará que, cuando pases por alguna dificultad, los demás busquen ayudarte de forma genuina y hacer todo lo posible para que superes la crisis lo antes posible.

Por ejemplo, si te golpea la incertidumbre empresarial y te cuesta afrontar todos tus pagos y obligaciones, tus proveedores estarán más abiertos a darte más plazo para pagarles si tu relación con ellos ha sido amable y honesta.

Por supuesto, si recibes amabilidad por parte de tus clientes, proveedores, empleados… no olvides devolvérsela cuando ellos pasen alguna dificultad.

Haz ajustes en tu plan de negocio

Si tu empresa es robusta es mucho más probable que pueda aguantar mejor cualquier golpe inesperado, así que no es mala idea revisar de vez en cuando tu plan de negocio para hacer ajustes y asegurarte de que sigue adaptándose a tu situación actual y a la realidad del mundo que te rodea.

Hacer frente a un futuro incierto en la empresa
Revisa periódicamente tu plan de negocio y asegúrate de que sigue siendo competitivo.

¿Cómo puedes ajustar ese plan de negocio? Empieza por hablar con tus clientes e investigar a tu competencia. No olvides preguntar a tus empleados, dado que pueden darte un feedback muy valioso: probablemente ellos son quienes más interactúan con tus clientes y los primeros que van a detectar cambios en las tendencias.

Aprovecha cualquier oportunidad de crecimiento

Como ya hemos expuesto a lo largo de este artículo, la incertidumbre empresarial suele ser una amenaza menos dura para las grandes empresas y son las pequeñas empresas las que se llevan el golpe más duro. Por eso, cuando veas una oportunidad de crecer, no la dejes pasar.

Si tu objetivo es crecer debes estar alerta constantemente, reevaluar la forma de trabajar de tu empresa y saber reconocer las señales que te están indicando que es el momento de crecer.

¿Qué señales son esas?

  • Tienes clientes regulares que te demandan más de lo que puedes abarcar, e incluso te ves obligado/a a rechazar nuevas propuestas de negocio porque tus empleados están demasiado ocupados.
  • Tus beneficios aumentan de forma sostenida, aunque sea en un pequeño porcentaje. Este dato nos indica que la situación financiera de la empresa es buena y puede ser buen momento para arriesgarse en búsqueda del crecimiento.
  • Si todo tu sector está creciendo puede ser señal de una tendencia al alza que ya se está dando o que está por venir.

Saber reconocer todas estas señales para tomar decisiones en el momento oportuno te ayudará a crecer y lograr una empresa más robusta y resistente a los golpes y la incertidumbre empresarial.

Aprende a interpretar los datos

Disponer de determinados datos financieros y ser capaz de interpretarlos es clave cuando hablamos de prepararse para lo inesperado.

Determina qué datos son los realmente relevantes para ti y cuáles son los indicadores de que tu negocio va bien o va mal. Por ejemplo, un indicador clave podría ser el aumento de potenciales clientes y el porcentaje de ellos que terminan convirtiéndose en clientes. Otro podría ser el número y tamaño de las transacciones realizadas en un periodo determinado.

Por supuesto, también necesitas saber cuáles son tus gastos, impuestos, previsiones de ingresos, márgenes de beneficios…

Un software de gestión es una herramienta clave para disponer de este tipo de información estratégica en cualquier momento y en tiempo real. Será tu aliado a la hora de identificar cuándo estás perdiendo dinero antes de que sea demasiado tarde.

Descubre el software de gestión Secre

Diversifica tu catálogo de productos y/o servicios

Si tu empresa solamente ofrece un tipo de producto o servicio es mucho más probable que tenga peor pronóstico en tiempos de incertidumbre empresarial. Al depender de un único producto o servicio, las probabilidades de ver afectada tu supervivencia ante nueva competencia, cambios en los hábitos de los consumidores, saturación del mercado… son mucho más altas.

Diversificar tu catálogo de productos o servicios es una buena estrategia para paliar el efecto que estas circunstancias pueden tener en tu empresa. Puedes plantearte ofrecer productos o servicios que complementen lo que ya ofreces a tus clientes.

Algunas preguntas que puedes hacerte para determinar cómo diversificar tu negocio son: ¿a qué segmento de clientes podrías dirigirte y no lo estás haciendo? ¿qué productos podrían gustarles? ¿qué modelo de negocio puede garantizar que gasten el dinero en tu nuevo producto?


Como bien nos ha demostrado el coronavirus, no siempre podemos preveer lo que va a suceder y cómo va a afectar a nuestro negocio. Pero, por supuesto, eso no significa que no podamos dotarnos de herramientas para luchar contra la incertidumbre empresarial.

En lugar de quedarte esperando a que las amenazas se materialicen, dedica tu tiempo a prepararte para combatirlas en caso de que lleguen a darse.

No importa si tu empresa está creciendo y triunfando, ese no es motivo para relajarse: el objetivo es lograr una empresa resistente capaz de sobrevivir a cualquier crisis inesperada.

Deja una respuesta

Cerrar menú
Call Now Button