Señales de que tu empresa se está quedando obsoleta

Signos de que tu empresa está obsoleta

Nada es eterno. Y pensar que nuestros productos o servicios van a ser siempre relevantes no es realista. Por eso, saber renovarse y saber identificar cuándo estamos quedándonos demasiado anclados en el pasado es clave para que tu competencia no te adelante.

La obsolescencia no solo afecta a los productos o servicios que vendemos. Afecta a tu empresa en su totalidad, desde las personas que la conforman, hasta los sistemas que utilizan para gestionar su día a día. Una empresa puede estar ofreciendo la última tecnología del mercado mientras hace sus facturas en un Excel o Word.

Ahora bien, la obsolescencia no solo hace referencia a la falta de tecnología o informática. Las actitudes también pueden ser obsoletas y favorecer un clima empresarial donde el cambio es una amenaza.

Hoy vamos a ayudarte a echar un vistazo a tu empresa en su totalidad para que puedas identificar si realmente tu empresa se está quedando obsoleta.

¿Son tus productos obsoletos?

Seguro que alguna vez te has preguntado si tu producto o servicio seguirá demandándose en el futuro. Es lo primero a lo que habrá ido tu mente al pensar sobre la obsolescencia en tu empresa.

Saber reconocer que nuestros productos o servicios ya no son relevantes es muy importante. Nos indica que tenemos que renovar nuestro catálogo o, incluso, rediseñar nuestra empresa.

Muchas veces las señales te lo están diciendo a gritos. Por ejemplo:

  • Si detectas que la demanda de un producto o servicio baja y baja progresivamente.
  • Si tus clientes te piden productos o servicios que actualmente no ofreces.
  • Si te autoengañas pensando que no necesitas hacer nada porque tu producto va a ser relevante eternamente.

Afrontémoslo. Es mejor una retirada a tiempo que una batalla perdida. De nada sirve almacenar productos u ofrecer servicios que ya nadie pide. Solo consigues proyectar una imagen desactualizada y anticuada.

Dedica un tiempo a estudiar cómo están funcionando tus productos o servicios e identifica cuáles son aquellos que ya no merece la pena ofrecer. Repercutirá en una mejor imagen y mayor eficiencia.

Procesos y tecnología poco eficiente

Aquí es donde fallan muchas empresas.

Es común encontrarse con empresas que ponen la gestión de su negocio al final de su lista de prioridades. Y es un error garrafal. La gestión de tu empresa repercute directamente en tu productividad y la imagen que proyectas a los clientes.

Lo ideal es contar con un software de gestión que contemple todas las áreas de tu negocio. Desde la facturación, compras, ventas, clientes, proveedores, cobros o pagos… Hasta necesidades más específicas de tu sector, como puede ser el control del almacén, la gestión de proyectos, de avisos, de viajes, etc. Si además puede ser un software de gestión con CRM conseguirás integrar la atención al cliente en un único sistema.

ERP para PYMES Secre

Las empresas que trabajan con sistemas de gestión obsoletos suelen encontrarse problemas muy similares:

  • Cualquier proceso se eterniza de forma innecesaria, con la consecuente pérdida de tiempo y dinero.
  • Los errores son frecuentes y repercuten negativamente en tu negocio y productividad. Además te resulta complicado localizarlos y remediarlos.
  • La falta de datos y procesos adecuada está haciendo mella en tu productividad.
  • La seguridad de los datos de tu empresa brilla por tu ausencia. No tomas medidas para protegerte de ciberataques.
  • Sí trabajas con software pero está desactualizado. Es demasiado antiguo y no contempla novedades legales y fiscales, o tiene errores que no se han subsanado.

Empezar a trabajar con un software de gestión adecuado a tus necesidades es fundamental si no quieres quedarte atrás y perder cada vez más margen respecto a tu competencia..

Tú y tu equipo teméis al cambio

Las personas son el factor más importante en cualquier empresa. Sin ellas no hay productos, servicios ni procesos. Por eso es, quizás, el factor al que más atención deberías prestar si no quieres caer en la obsolescencia.

A veces son los trabajadores los que necesitan cambiar su mentalidad. No es tan raro encontrar empresas donde los trabajadores ven cualquier cambio como una amenaza y responden con quejas y negativas. Un equipo que solo mira lo negativo de las cosas difícilmente asumirá riesgos que logren que tu empresa brille y destaque.

Este tipo de trabajadores tienden a aferrarse a lo “tradicional” o lo que siempre se ha hecho. Saber gestionar este tipo de actitudes es vital si no quieres convertirte en una empresa obsoleta.

Pero otras veces la parte que falla es la del liderazgo. En esto casos son los superiores los que se cierran a escuchar las ideas que no vienen “de arriba”. También es típico que siempre den un “no” por respuesta. Este tipo de líderes temen al riesgo y al cambio y se aferran a lo que siempre les ha funcionado.

La parte humana es quizás la parte más complicada de cambiar en una empresa, pero también es la que más influencia tiene. Tanto si te reconoces a ti como a tu equipo en alguna de estas actitudes es importante que empieces a trabajar en un cambio de mentalidad.


Cómo evitar que tu empresa se quede obsoleta

La obsolescencia no es un mal de una sola causa.

Normalmente intervienen varios factores, entre los cuales suele destacar el humano. Por eso, trabajar para ser una empresa moderna y con una importante ventaja competitiva puede requerir varias acciones. Entre ellas:

  • Estudia cuáles de tus productos o servicios ya no se demandan y valora dejar de ofrecerlos.
  • Busca un software de gestión adecuado para tu empresa que contemple todas tus necesidades y áreas de negocio.
  • Haz comprender a tu equipo que el cambio es positivo y que existen herramientas y procesos nuevos que pueden facilitarles enormemente su trabajo.
  • Aprende a escuchar las ideas de todo el mundo y a tomar más riesgos que puedan beneficiar a tu negocio.

En definitiva, ¡ábrete al cambio! Solo las empresas capaces de reinventarse y adaptarse conseguirán ser realmente exitosas y longevas.

Últimas entradas:

Comparte:
error

Deja un comentario

Cerrar menú
Call Now Button

Cuéntanos más sobre tu empresa

Cuéntanos más acerca de tu empresa y tus necesidades y nos pondremos en contacto contigo para ayudarte a determinar si Secre es la solución de gestión óptima para tu negocio.

 

TE LLAMAMOS GRATIS

O si lo prefieres, llámanos tú al 94 453 57 25


Te llamaremos en cuanto nos sea posible dentro de nuestro horario de atención (de lunes a jueves: de 8:30h a 14:00h y de 15h a 18h; viernes: de 8:30h a 15h)