4 Estrategias para diferenciarse de la competencia este 2020

4 estrategias para diferenciarse de la competencia

Hoy en día no es sencillo conseguir diferenciarse de la competencia y destacar en un mercado feroz y competitivo. La competencia entre empresas supone una gran presión que, además, ha aumentado muchísimo las expectativas de los clientes. Ofrecer productos o servicios mediocres o dentro de la media, en muchas ocasiones, ya no es suficiente.

Si no somos capaces de comunicar y transmitir a nuestros clientes qué es aquello que nos hace diferentes, difícilmente lograremos que nos escoja frente a otras opciones. Diferenciarse de la competencia es un reto, pero es necesario para justificar la compra y el precio de tus productos y servicios.

Para lograr diferenciarnos de nuestra competencia debemos encontrar la ventaja competitiva que motive a nuestros clientes a volver una y otra vez a nuestro negocio. Vamos a ver 4 maneras de conseguir que nuestro negocio sea mucho más atractivo para nuestros clientes de modo que no consideren ningún otro proveedor.

¿Cómo encontrar lo que te hace diferente?

Puede que todavía no hayas encontrado qué es aquello que te hace diferente. O puede ser que sí lo tengas claro pero te lleves la sorpresa de que realmente no estás proyectando la imagen que deseas a tus clientes.

En cualquier caso, un ejercicio sencillo que puedes hacer para encontrar aquella ventaja competitiva que realmente te diferencia de la competencia es hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que tus clientes aprecian y destacan de tu empresa?
  • Tus clientes más fieles… ¿por qué siguen siendo clientes tras mucho tiempo?
  • ¿Qué es lo mejor que un cliente te ha dicho acerca de la forma en que diriges tu negocio?

Responderte estas tres preguntas puede ayudarte a averiguar, exactamente, cuál es el valor que te diferencia de tus competidores. Si es un valor que te está funcionando, deberías centrarte en explotarlo y mejorar la forma en la que comunicas dicha ventaja a tus potenciales clientes.

Cuatro maneras de diferenciarse de la competencia

Si todavía estás buscando aquello que te diferencie, o simplemente quieres dar más motivos a tus clientes para que sigan volviendo a tu negocio una y otra vez, hay muchas cosas que puedes hacer para lograr que te vean como una empresa moderna, cercana y de calidad.

Vamos a ver 4 formas de diferenciarse de la competencia que puedes incorporar a tu estrategia empresarial.

Personaliza la relación con tus clientes

El trato personalizado y la relación cercana con tus clientes es un gran valor añadido que, además, te diferenciará de grandes empresas que ofrecen una mala atención al cliente, si es que la ofrecen.

A la hora de tratar con potenciales clientes trata de hacer buenas preguntas y ser proactivo/a para demostrarle que no buscas venderle lo que sea y como sea, sino que realmente te interesas en ofrecerle la mejor solución para sus necesidades. Para ello no hay nada mejor que contar con un equipo muy especializado en tu área de negocio, capaz de valorar y resolver cada caso con profesionalidad.

Y eso sí, a la hora de vender recuerda que la decisión no es únicamente del que paga. Es más, muchas veces la decisión ni siquiera la toma quien paga. Por ejemplo, pongamos nuestro caso en Aplimedia: aunque normalmente es el gerente quien contacta con nosotros solicitando información acerca de nuestro software de gestión, la opinión del administrativo que lleva la facturación puede tener más peso, si bien no es esta persona quien toma la decisión final o quien paga los servicios. Por eso, a la hora de vender, debes tener la misma actitud proactiva hacia todos los trabajadores.

La calidad importa

Sí, la calidad importa, pero quizás tienes que darle una vuelta a tu concepto de calidad.

La calidad no siempre es aquello que cuesta más esfuerzo o es más caro, sino que viene definida por las expectativas y necesidades de cada cliente. Un producto puede tener las mejores prestaciones del mercado, pero si no están orientadas a resolver una necesidad, no sirven de nada. Al final, la calidad es en cierto modo subjetiva, y va a depender de lo que necesite cada cliente. Si logramos un producto o servicio que cubra todas las expectativas de nuestro cliente, a sus ojos estaremos ofreciéndole un producto o servicio de calidad.

¿Por qué es importante este concepto?

Porque nos ayuda a entender que, para diferenciarse de la competencia hay que ofrecer calidad, sí, pero la calidad entendida como aquello que el cliente espera de nosotros.

Para ello hay dos aspectos clave. El primero: la innovación. Estar a la última y ofrecer las últimas novedades del mercado, así como incorporar tecnología novedosa en todos tus procesos, es clave para ofrecer calidad.

En segundo lugar: la prospección. Indaga, averigua qué buscan y necesitan tus clientes y ofréceselo de la forma más personalizada posible.

La rapidez no es una opción

Hoy en día hemos redefinido completamente nuestro concepto de rapidez gracias a empresas como Amazon.

Un plazo mayor a 48 horas ya nos parece excesivo. Queremos todo de forma inmediata y a tiempo real.

Y es que, aunque estamos hablando de formas de diferenciarse de la competencia, la rapidez ni siquiera es ya un factor diferenciador, sino que es lo que se espera de ti.

Por eso, si no lo has hecho ya, es un aspecto en el que deberías ponerte a trabajar cuanto antes. Un software de gestión es una herramienta óptima para agilizar procesos, unificar la información y lograr que los plazos se acorten al máximo. Es la mejor herramienta que puedes incorporar en tu día a día para ser capaz de competir en un mercado tan exigente.

ERP para PYMES Secre

No te compares con la competencia

Compararse con la competencia para resaltar nuestras virtudes y señalar sus defectos nunca es un buen argumento de venta. Solo traslada la sensación de que, si solo eres capaz de decir aquello que los demás hacen mal, quizás no tienes mucho que destacar de tu negocio y no hay nada que lo haga único y especial.

Es una estrategia de venta habitual, pero es poco recomendable.

Trata de adoptar otro punto de vista. Escucha a tu cliente, averigua qué busca y explícale por qué tu producto o servicio es la solución a sus problemas. Céntrate en destacar tu ventaja competitiva y trasladarle que, verdaderamente, no tienes rival en el mercado.


En conclusión, diferenciarse de la competencia no es sencillo. No solo implica encontrar aquello que nos diferencia, también implica aprender cómo comunicarlo de forma efectiva.

Si uno de tus objetivos este 2020 es destacar frente a la competencia debes ponerte a trabajar para ofrecer productos o servicios que cumplan las expectativas de calidad de tus clientes. La clave está en conocer perfectamente sus necesidades e inquietudes para ser capaz de ofrecerles exactamente aquello que esperan de ti.

Comparte:

Deja un comentario

Cerrar menú

Cuéntanos más sobre tu empresa

Cuéntanos más acerca de tu empresa y tus necesidades y nos pondremos en contacto contigo para ayudarte a determinar si Secre es la solución de gestión óptima para tu negocio.

 

TE LLAMAMOS GRATIS

O si lo prefieres, llámanos tú al 94 453 57 25


Te llamaremos en cuanto nos sea posible dentro de nuestro horario de atención (de lunes a jueves: de 8:30h a 14:00h y de 15h a 18h; viernes: de 8:30h a 15h)

Call Now Button