7 consejos para que una empresa crezca

7 consejos para que una empresa crezca

7 consejos para que una empresa crezca

Si eres propietario/a de un negocio es bastante probable que tu principal objetivo sea crecer y aumentar los ingresos. Es básicamente el objetivo número 1 de cualquier tipo de negocio.

No es, desde luego, tarea fácil. Pero hoy te propongo 7 consejos para que una empresa crezca y que te pueden servir como guía para todas las decisiones que tomes a partir de ahora.

No te voy a dar directrices específicas. Cada empresa es un mundo y está en tus manos decidir cuál es la mejor estrategia para tu negocio. Pero si tienes en mente estos simples puntos a la hora de trazar un plan, difícilmente no verás resultados.

Consejos para que mi empresa crezca

Combina tu estrategia y tu plan de negocio con estos consejos.

Visualiza tus metas

¿Tienes un plan de negocio? ¿tienes definidos tus objetivos a corto, medio y largo plazo?

Lo ideal es que desarrolles un plan de negocio (a tres años puede ser una buena cifra) y vayas comprobando periódicamente si estás cumpliendo los objetivos o si es necesario realizar modificaciones en el mismo.

Establecer objetivos y metas te dará herramientas para medir tu éxito y el de tu equipo. Al fin y al cabo, ¿cómo vas a calcular tu crecimiento si no dispones de cifras y datos para hacerlo?

Asegúrate también de que todos los miembros de tu empresa conocen estas metas y objetivos y de que trabajáis juntos en la misma dirección.

Conoce tus límites

Si eres realmente bueno/a en uno o varios aspectos no vale la pena que ofrezcas productos o servicios en los que realmente no puedes destacar o en los que no te sientes seguro/a.

Todos hemos tenido la tentación de ganarnos unos billetes extra aceptando proyectos en los que no nos sentíamos 100% cómodos/as, pero desde luego esta no es una buena estrategia.

Abarcar productos o servicios de forma mediocre solo conseguirá desviar el foco de lo que realmente sabes hacer y transmitir una mala imagen de tu marca y tu empresa.

No diversifiques tus esfuerzos para abarcar un mercado que no controlas: céntrate en la especialidad de tu empresa y conviértete en una empresa de referencia en aquello en lo que realmente destacas.

Las personas trabajan para personas, no empresas

Una empresa no es nadie sin sus trabajadores. Es difícil encontrar el caso de una empresa exitosa que haya llegado donde está sin el talento de otras personas.

Tu cultura empresarial y la manera en que tratas a tus empleados no es una cuestión a la que restarle importancia. Si buscas que tus empleados y/o compañeros sean fieles hazles sentir que realmente te preocupas por ellos y buscas su beneficio y bienestar.

Empleados implicados y satisfechos repercutirán en el crecimiento y beneficio de tu empresa sin ningún tipo de duda.

Consejos para el crecimiento de una empresa

La motivación de los trabajadores generará más implicación y mejores productos y servicios.

Ser bueno/a en algo no te convierte en un buen líder automáticamente

Puede que seas, por ejemplo, un gran abogado, pero eso no hace que vayas a ser automáticamente un gran gerente de un despacho de abogados. Esto, por supuesto, vale para cualquier profesión.

Por supuesto que dominar un área o mercado es un excelente punto de partida para ser un/a buen gerente, pero no es lo único a tener en cuenta. También deberás tener en cuenta aspectos críticos como la gestión de procesos, de los recursos humanos, de la facturación

La razón del fracaso de muchas empresas de nueva creación es la falta de visión estratégica de sus líderes, que piensan que con ser buenos en lo que hacen es más que suficiente. No caigas en ese error.

La pasión es contagiosa

Si amas lo que haces se nota, y tus compañeros y trabajadores lo van a ver.

Si muestras entusiasmo y emoción por lo que haces y se lo trasladas a tu equipo verás como trabaja más duro, se enfoca más en sus tareas y realiza su trabajo más exitosamente.

Esto, sin duda, repercutirá en un mejor producto y servicio.

Quizás puedas visualizarlo más fácilmente si pensamos en el caso opuesto: un líder infeliz, que desmotiva y traslada emociones negativas. Puedes imaginarte el ambiente de trabajo catastrófico que una persona así puede generar y las consecuencias que ello puede tener para sus productos y servicios.

Cómo hacer que mi empresa crezca

La pasión es clave para destacar y mejorar.

Nunca dejes de intentar mejorar

Hoy, más que nunca, vemos como el mundo y la tecnología cambian día a día. Por ello la innovación y la adaptación son factores clave que son comunes a cualquier empresa de éxito.

Cuando hablo de innovación me refiero a cualquier campo: innovación en los procesos, en las tecnologías utilizadas e incluso en las maneras de pensar y elaborar nuestras estrategias.

Si no avanzas junto con el mundo ten algo claro: estás abocado/a a la obsolescencia.

No pienses que lo único que importa es un buen producto o servicio

En época de recesión es habitual que las empresas recorten gastos en el departamento de marketing, ya que lo ven como un gasto y no como una inversión.

Sin embargo, el mercado está repleto de buenas ideas que no han tenido éxito por falta de una buena estrategia de marketing que les diera visibilidad.

Por más que te pese, que tu producto o servicio sea genial no significa que vaya a tener demanda.

Lo normal como consumidores es que seamos cuidadosos con nuestro dinero y cómo lo gastamos, por lo que tendemos a gastar sólo en aquello que ya hemos probado o de lo que tenemos buenas referencias.

No relegues el marketing a la última posición y asegúrate de incluirlo en tu estrategia: un buen producto sin visibilidad tiene pocas posibilidades en el mercado.


Cómo hacer que una empresa crezca

Estos consejos tienen como objetivo ayudarte a fijar tus metas y estrategias más efectivamente, pero por supuesto, no son garantía de éxito empresarial. Sin embargo, en combinación con un buen plan de negocio pueden aumentar exponencialmente tus probabilidades de crecer y aumentar tus beneficios.

Comparte: