Si vendes por Internet es obligatoria la facturación electrónica