¿Qué es la transformación digital y cómo me afecta?

¿Qué es la transformación digital y cómo me afecta?

¿Qué es la transformación digital y cómo me afecta?

Si tienes cierto nivel de inquietud por el desarrollo empresarial y tratas de adaptarte a las tendencias en tu negocio, lo más probable es que ya hayas oído hablar de la transformación digital. Pero, ¿qué es exactamente? ¿Y por qué es una cuestión de supervivencia para las empresas de todo tipo de tamaños y sectores? ¿Qué pasos deberías llevar a cabo para unirte a la transformación digital? ¿Deberías contratar perfiles orientados a lo digital en tu negocio?

Hoy te contamos por qué deberías tener en cuenta la transformación digital a la hora de elaborar la estrategia de tu negocio.

¿Qué es la transformación digital?

A medida que el mundo va derivando más y más hacia lo digital, queda claro que unirse a este cambio es imperativo si queremos seguir siendo competitivos en el mercado. No obstante, la transformación digital se aplica de manera diferente para cada tipo de empresa y sector, por lo que es difícil dar con la definición “perfecta”.

Transformación digital

La transformación digital afecta a todos los aspectos de la sociedad humana.

En términos generales, podríamos definirla como la integración de tecnología digital en todas las áreas de un negocio, lo cual resulta en cambios importantes en cómo las empresas operan y cómo aportan valor a sus clientes.

Si vamos más allá, la transformación digital es todo un movimiento y cambio cultural que requiere que las empresas se cuestionen lo establecido día a día, que experimenten, y que se acostumbren a la prueba y error.

Es un error común confundir “transformar” con “evolucionar”. La transformación va mucho más allá, requiere cambios radicales y reestructuraciones significativas, pero para que sea una transformación debe ser altamente visible por los consumidores y debe estar motivada por factores externos.

En el mundo empresarial, encontramos tres factores clave que motivan un cambio: los cambios en las demandas de los consumidores, los cambios tecnológicos y los cambios en los competidores. Cuando estos factores coinciden hasta tal punto que la manera de operar de un negocio deja de ser adecuada, la empresa ha llegado un punto de inflexión, y son estas empresas las que requieren de una transformación.

¿Cómo me afecta la transición hacia lo digital?

Como ya hemos mencionado, la transformación digital afecta de manera transversal a toda la gestión de un negocio. Implica un cambio en el liderazgo, tener la mente abierta respecto a la innovación y los nuevos modelos de negocio, e implica también el incorporar herramientas digitales que mejoren la experiencia de los empleados de una empresa, los clientes, los proveedores, socios y, en general, stakeholders.

La transformación digital es una cuestión de supervivencia, y si todavía te preguntas por qué deberías empezar a realizar todos estos cambios, la respuesta es sencilla: no te queda otra. Una transformación como esta es, desde luego, costosa y arriesgada, y, evidentemente, una cuestión de necesidad y no de gustos. Un negocio que quiera tener éxito deberá saber muy bien cómo fusionar tecnología y estrategia.

Pero no sólo deberías tener en cuenta la cuestión de la supervivencia. Realiza tu transformación digital de manera inteligente y segura si no quieres que tus competidores te tomen ventaja.

¿Por qué debería transformarme hacia lo digital?

Puede ser que pienses que tu negocio no necesita derivar hacia lo digital. Es común en PYMES y negocios tradicionales que nunca han necesitado de la tecnología para sobrevivir. Aún así, no deberías descartar el cambio. Estas son sólo algunas de las razones:

Transformación digital

Un negocio que se adapta a la era digital va a tener la ventaja competitiva.

  • La competencia lo está haciendo. Se calcula que, hacia 2020, el 50% de los ingresos de todo negocio vengan de Internet.
  • Tu negocio generará más beneficios. Las empresas que han adoptado la transformación digital son un 26% más beneficiosas que los competidores “tradicionales”.
  • Tu negocio será mucho más eficiente. No pierdas de vista las herramientas digitales si tu objetivo es crecer y aprovechar mucho mejor tu tiempo y recursos.
  • Tus clientes te lo agradecerán. La transformación digital es un fenómeno cultural que ya afecta todas las áreas de la sociedad humana, y tanto tus clientes como tus empleados ya han adoptado prácticas digitales en todos los aspectos de su vida. Desde las compras online hasta los hogares inteligentes que permiten ajustar cada detalle con el teléfono móvil. Los clientes esperan que te pongas al día.

Conclusión

Los cambios hoy en día se dan de manera exponencial. Ya no sirve elaborar una estrategia de aquí a seis meses, porque lo más probable es que, para entonces, el panorama ya haya cambiado drásticamente. Debes reevaluar tu estrategia constantemente e ir introduciendo pequeños cambios. Obviamente, debes tener una estrategia a largo plazo, pero es imperativo estar abierto/a a los cambios y adoptar un grado de flexibilidad en un mundo en cambio constante.

Si realizas tu transformación de manera inteligente y correcta conseguirás un negocio alineado con las necesidades y exigencias de los clientes y altamente competitivo en un mercado que se dirige, de manera vertiginosa, hacia lo digital.

Comparte: