cómo atender a un cliente difícil