Entender y Satisfacer las Necesidades de los Clientes

Entender y Satisfacer las Necesidades de los Clientes

Entender y Satisfacer las Necesidades de los Clientes

Ya se trate de un negocio antiguo o de una empresa de nueva creación, lo que determina el camino y el futuro de tu negocio son las necesidades de tus clientes. Si un empresario sabe escuchar, reconocer y entender las necesidades de sus clientes será capaz de satisfacerlas, ya sea ofreciendo incentivos, mejorando la experiencia de compra del usuario, o adaptando sus productos o servicios a las nuevas tendencias.

Vamos a ver cuales son los pasos que debemos dar para entender y satisfacer las necesidades de los clientes:

  1. ESCUCHAR A LOS CLIENTES: No puedes simplemente vender un producto y despreocuparte del resultado, siempre hay que tener un feedback. Si es posible, habla con tus clientes personalmente o por teléfono. Pregúntales su opinión sobre la calidad de tu producto o servicio, sobre la atención recibida en el momento de la compra y la relación de todo lo anterior con el precio pagado.
    Si tu volumen de clientes es muy alto, puedes intentar hacer encuestas, y si tu empresa es conocida, puedes buscar las opiniones y reseñas que tus usuarios escriben sobre ella en internet.
    Escuchando a tus clientes te darás cuenta de cuales son los puntos fuertes y débiles de tus productos y de tu empresa.
  2. PONTE EN SU LUGAR: Trata de comprender al cliente como persona, como usuario de un producto o servicio. Ponte en su lugar y piensa qué impresión tendrías tras comprar y cual sería tu nivel de satisfacción en relación con el precio pagado y la calidad recibida.
    Un buen servicio de atención post-venta hará que el cliente se sienta mucho más seguro y más satisfecho tras la compra, que si simplemente recoges su dinero y te despreocupas.
  3. EXPERIMENTA TUS PROPIOS PRODUCTOS: Sé usuario y consumidor de tus propios productos o servicios, utilízalos como un cliente más para comprobar su calidad y su usabilidad.
    Si tu producto o servicio aún no es muy conocido, haz demostraciones a posibles clientes y muestra al público cómo se utiliza y para qué sirve. Intenta conseguir que otros lo prueben y hagan comentarios o reseñas públicas, ya sea a sus conocidos, en internet o en los medios de comunicación locales para poder llegar a más público.
  4. APRENDE DE TU COMPETENCIA: Conoce a tu competencia, conoce sus productos, conoce sus puntos fuertes. Al igual que debes ser usuario de tus productos, también debes ser consumidor de los productos de tus competidores.
    Averigua que es lo que le gusta a tu público objetivo sobre tu competencia, y trata de mejorar en esos puntos o de suplirlos con otros puntos fuertes, para que los clientes se fijen en ti y puedas competir.
  5. PROPORCIONA UNA EXPERIENCIA COMPLETA A LOS CLIENTES: Que la relación del cliente con tu empresa no termine en el momento del pago.
    Proporciona un buen servicio post-venta, desarrolla productos complementarios o servicios adicionales alrededor del producto principal para que los clientes puedan completar sus compras con más artículos, haz que tus usuarios desarrollen un interés por tu empresa para que vuelvan a solicitar tus servicios en el futuro.
  6. TRANSMITE SEGURIDAD EN TUS VENTAS: Ofrece a tus clientes garantías.
    Asegura a tus clientes que tu producto cumplirá sus expectativas, ofrece garantías de devolución de dinero, garantía de satisfacción y garantía de calidad.
    Si un cliente queda insatisfecho con uno de tus productos o servicios tendrá la sensación de haber perdido su dinero y su tiempo, se sentirá estafado, y no sólo no volverá a comprar tus productos, sino que dará malas críticas de ellos a sus amigos y familiares. Sin embargo, si a ese cliente le devolvemos su dinero o le descambiamos el producto, tendrá la oportunidad de buscar una opción mejor dentro de nuestra empresa hasta que esté satisfecho con el resultado, y del mismo modo comentará esa buena experiencia con sus amigos y familiares, los cuales pueden convertirse en futuros clientes.

 

Estos han sido unos consejos básicos para entender y satisfacer las necesidades de los clientes. Con un poco de atención y dedicación, es muy fácil tener contentos a nuestros usuarios, lo cual repercute de forma positiva para nuestra empresa, ya que cada cliente satisfecho se convierte en una fuente de recomendaciones que nos puede hacer llegar a nuevos clientes.

Comparte: